17/1/14

Facebook: aprendizaje en red. De lo social a lo educativo

¿Sus estudiantes hablan de Facebook?
 Con seguridad sí y quizás también tenga usted una cuenta y la emplee para sus contactos personales. Sin embargo, ¿sabía que podemos hacer de Facebook una herramienta educativa? Lo veremos a continuación.
Una aclaración: esta red social está disponible para usuarios a partir de los 13 años.

El origen educativo de Facebook
Facebook es la red social con mayor crecimiento en los últimos años y la única que concebida para facilitar la distribución de contenidos en un entorno educativo; fue creada por Mark Zuckerberg en el año 2004, cuando era alumno de la Universidad de Harvard, con el objetivo de crear un espacio donde los estudiantes puedan formar grupos, mantenerse en contacto y compartir información sin necesidad de enviar correos electrónicos.
Con el tiempo, los usuarios incorporaron a sus redes familiares y amigos, dándole así un sentido más social apoyado por nuevas opciones: subir fotos y videos, buscar amigos, etcétera. En el año 2006, Facebook se abre a todos los usuarios de internet iniciando su crecimiento a nivel mundial.

¿Por qué usar Facebook en educación?
Si la idea es lograr una participación más activa, fluida y efectiva de nuestros estudiantes, no nos debería parecer extraño pensar en Facebook; son ellos quienes más conocen y mejor manejan esta red social, lo cual la hace muy significativa para ellos. Revisaremos a continuación algunas ventajas del uso de esta red como herramienta educativa:
Espacio horizontal de interacción. El ambiente que se comparte en Facebook y la forma de interacción en todas direcciones, ofrece a los estudiantes la oportunidad de participar más libre y fluidamente.
Familiaridad de uso. Muchos estudiantes ya son usuarios de Facebook, por lo cual podrán trabajar con comodidad. En el caso de estudiantes novatos, contaremos con la motivación que sentirán por conocer una herramienta que otros compañeros ya manejan.
Mayor colaboración. El diseño de Facebook está orientado al intercambio de contenidos, por lo que es una herramienta muy favorable para promover la colaboración entre los estudiantes.
Las clases no terminan en el aula. Usar una plataforma en red permite que las clases trasciendan el espacio físico del aula y puedan seguir comentando, descargando y publicando a cualquier hora y desde cualquier lugar.
Educar en la responsabilidad y el respeto. Trabajar con redes sociales en la escuela es una excelente oportunidad para desarrollar temas como la seguridad en internet, el respeto y la tolerancia.
Formación de grupos. El docente a partir de una misma cuenta puede crear diferentes grupos de estudiantes (por grado, por tema, por nivel, etc.) y configurar el acceso.
Experiencia real. La escuela debe enseñar a los estudiantes a desenvolverse en el mundo real y hoy las instituciones y empresas del sector público y privado están usando redes sociales; por tanto, su uso en la escuela puede significar un aporte adicional a la práctica que más adelante deberán desarrollar.
Algunas ideas para su integración
Las siguientes ideas son solo algunas propuestas que deberán ser contextualizadas, mejoradas, recreadas y adecuadas por cada docente.
Reseñando libros. El docente puede definir la cantidad de participaciones por cumplir, si los comentarios a las opiniones de otros tienen un valor adicional, la ubicación de otros materiales relacionados con la lectura (imágenes, videos, animaciones, etcétera); también puede dirigir los comentarios y verificar los avances a través de preguntas.
Encuestas y cuestionarios. La opción “Preguntas” en Facebook nos permite crear nuestras propias encuestas de opción múltiple. Podemos usar esta opción con diversos fines: reforzar algunos contenidos, ayudar a los estudiantes antes de un examen, recoger sus opiniones respecto a un tema, apoyar la metacognición, etcétera.
Al día en las noticias. Revisar las principales fuentes de noticias nacionales y extranjeras para colocarlas como “estado” o como “enlace”, a partir de las cuales se genere la participación de todos.
Caza del tesoro. En este caso iniciamos con una introducción que anime a los estudiantes a participar y una pregunta desafiante que deberán resolver, las “pistas” serán los enlaces que le proporcionemos.
Facebook literario. Crear cuentas con los nombres de diferentes personajes y realizar las actualizaciones que éstos harían: fotos, enlaces, comentarios, etcétera. Podemos adecuar esta estrategia para trabajar con una época o periodo determinado, con personajes ilustres o imaginarios.
Galerías de recursos. Podemos reunir, con el aporte de todos, materiales multimedia de interés para un área o tema. Videos y fotos permanecerán alojados en la plataforma para que cualquier usuario pueda descargarlos sin problemas.
Aplicaciones educativas
Para terminar, le proporcionamos una breve lista con algunas aplicaciones educativas de Facebook, animándolos a probarlas y compartirlas con sus colegas y estudiantes.
-CiteMe. Convierte los datos proporcionados en citas con diferentes formatos.
-Calendario. Herramienta para organizar sus clases, asignaciones, pruebas, etcétera.
-Webinaria. Permite grabar y publicar sus clases, presentaciones y ponencias.

-Flashcards. Crea fichas en flash, similares a las de papel pero con la ventaja de almacenamiento y organización.
-SlideShare. Para compartir y comentar presentaciones.
-WeRead. Hace posible compartir la valoración y opiniones de los libros que estamos leyendo, así como, visualizar las de los demás.
-Hoot.me. Permite crear vínculos entre estudiantes que estén desarrollando los mismos temas.